Según revela un estudio sociológico elaborado por la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, enmarcado en el proyecto Madrid 2025, la sociedad madrileña sufrirá una seria transformación en su estructura familiar, la cual estará compuesta principalmente por hogares emergentes monoparentales, esto es maternidad o paternidad en solitario, familias reconstruidas y las formadas por personas del mismo sexo.

La investigación apunta que este cambio en el núcleo familiar es originado por el gradual incremento en la tasa de divorcio ocasionado a su vez por la imperativa necesidad de materializar proyectos personales de vida.

Para el sociólogo Gerardo Meil esta metamorfosis plantea serios problemas al momento de educar a los hijos. Es necesario habituar a los infantes a una educación donde los padres no estén presentes a diario e incluso prepararlos para el arribo de los hijos de otra pareja: "Cómo va a educar un padre a unos hijos con los que no convive, o cómo va a educar a unos hijos que no son suyos, sino de su pareja, pero con los que sí convive", asegura el experto.

Además del cambio en la evolución familiar la investigación alerta sobre el fenómeno demográfico de envejecimiento de la población que ocasionará el traslado de jóvenes a las zonas periféricas y el asentaminento de la senectud en zonas céntricas.

—Visto en Terra | MadridPress

Los campos marcados con un son obligatorios. ¿Ya tienes Gravatar?

*
*