Hay por mucho que diga Marx, una filosofía de la miseria más próxima a la desolación de los ancianos vagabundizos e irrisorios de Beckett que al optimismo voluntarista tradicionalmente asociado al pensamiento progresista. Miseria del hombre sin Dios, decía Pascal. Miseria del hombre sin misión ni consagración social. En efecto, sin llegar tan lejos como Durkheim, la 'sociedad es Dios', diría con él: a fin de cuentas, Dios no es otra cosa que la sociedad. Lo que se espera de Dios sólo se consigue de la sociedad, que es la única que tiene el poder de consagrar, de salvar de la facticidad, de la contingencia, de la absurdidad; pero -y en eso estriba sin duda la antinomia fundamental- sólo de manera diferencial, distintiva: todo lo sagrado tiene su complemento profano, toda distinción produce su vulgaridad y la rivalidad por la existencia social conocida y reconocida, que salva de la insignificancia, es una lucha a muerte por la vida y la muerte simbólica.
'Citar', dicen los cabilos, es 'resucitar.' El juicio de los otros es el juicio final; y la exclusión social la forma concreta del infierno y la maldición. Debido también a que el hombre es un Dios para el hombre, el hombre es un lobo para el hombre.

BOURDIEU, Pierre, Lección sobre la lección

  1. rogeleo dice:

    En proposiciones como esta (Dios no es otra cosa que la sociedad), resulta peligroso hablar de abstractos como sociedad e individuo. Sin negar que la sociedad es lo más conveniente para el hombre, es importante distinguir en el interior del concepto sociedad los elementos opresores y los elementos productivos de cultura. De lo contrario, si hablamos de sociedad a solas nada impide que se forme la idea de sociedad como cuerpo de sociedad, es decir como orgamismo, y que existan instancias en este cuerpo encargadas de extirpar, en función de una idea de salud no poco fascista, lo considerado fuera del orden saludable del cuerpo social.

    Hablar de Dios en términos de sociedad parece poco modesto a fin de cuentas. Lo curioso sería saber quienes se encargaran ahora de emitir los juicios de Dios, de coordinar el sistema del juicio final, con su distribución de miedos y la producción de ciudadanos temerosos y obedientes. Los hombres superiores sin duda.

  2. libres dice:

    Convengamos que nuestro queridisimo Marx proponia la realizacion del reino de la libertad y de la abundancia, aspectos no muy desacertados desde una mirada cuasireligiosa de imaginar una sociedad eterna, estatica imposible de desarrollo o progreso porque se habria facilmente alcanzado, con esto no quiero decir que el marxismo es utopico, sino mas bien que comparte rasgos con ese dios “diluido en la naturaleza” el de Spinoza; mas alla, si dios se murio es porque alguna vez existio, y si ahora es la sociedad o hombre dios, hombre lobo, es una trasmutacion real porque no lo dijo nuestro querido pierre, fue primero Max Weber

  3. LA dice:

    Lo que pretende señalarnos Bourdieu es la miseria, la desolación, la depresión, la estigma del miserable, del desolado, del deprimido, del estigmatizado. Aquellos que en apariencia no tienen una misión, un propósito de vida y que vemos simplemente como jodidos. Sin embargo, ¿qué tanto los necesitamos para oponernos a ellos y así darle más sentido a nuestras vidas? Con esto no quiero decir que conscientemente los humanos se oponen a este grupo no privilegiado, sino que en la sociedad operan mecanismos que llevan a que se efectúe esta estigmatización. De esta manera Dios es la sociedad, ella señala quienes y como deben ser y hacerse los consagrados y los desposeídos (bajo mecanismos muy complejos). De ahí la importancia del sociólogo: ÉL PUEDE DEVELAR QUE TANTO DE LO QUE SE CONSIDERA NATURAL EN REALIDAD ES SOCIAL. PUESTO QUE ES SOCIAL ES PRODUCTO HUMANO, Y SI ES UN PRODUCTO HUMANO ES POSIBLE DE SER TRANSFORMADO BAJO CIERTAS CONDICIONES.

  4. Elda Irene dice:

    “Dios no es otra cosa que la sociedad”.No estoy de acuerdo.Dios es el Creador y el hombre es creatura del primero. El hombre es lobo para el hombre,pero también es hermano.
    Que el hombre sea creador, no quiere decir que pueda sentirse,creerse,pensarse,Dios.

  5. Petra Arriojas Boada dice:

    Dios es el ser perfecto, que todo lo puede. Gracias a él existimos,y dejamos de existir al llegarnos el momento.Todos tratamos de convivir en sociedad, pero cada uno en la actualidad se mueve de acuerdo a sus intereses , y eso no deberia ser así. Porque nos necesitamos en colectivo para salir y vencer los obstáculos.

  6. otto dice:

    la crisis de los valores hacen que aparezcan frases tan definitivas como estas del pensador frances… no es que dios sea la sociedad es que el individuo dejo en creer en dios como una sociedad cerrada y ahora afronta el vacio de su inesistencia en la consciencia … lastima tan sabroso que era vivir soñando con él

  7. Eunice Limón dice:

    Queridos todos, se me ha dado la tarea de socializar el siguiente pensamiento; a ver qué les parece:

    Los dioses viven de los presentes de la tierra y nosotros, de los presentes del cielo.

    Feliz temporada de lluvias para todos.

  8. Benjamin dice:

    Dios vive, Dios es real!
    Arrepientansen Jesus los ama y perdonara sus pecados!

  9. Benjamin dice:

    Sencillamente: Jesus Los Ama

Los campos marcados con un son obligatorios. ¿Ya tienes Gravatar?

*
*