La construcción, el tratamiento y la sistematización de datos provenientes de la observación son un elemento esencial en el proceso de cualquier investigación. En la concepción de los datos intervienen considerables recursos humanos y monetarios que en varias ocasiones representan los hallazgos mismos de la investigación. Test de laboratorio, entrevistas, minería de datos y encuestas, son algunos ejemplos.

A este tenor, diversos repositorios se han centrado en permitir la publicación digital de bases de datos con independencia del análisis y la narrativa que acompañan a los artículos académicos. Iniciativas como Figshare, Zenodo, y Dataverse, son plataformas hechas para cumplir con dicho propósito. En general, estas iniciativas persiguen visibilizar los datos que se utilizan en las investigaciones y hacerlos citables, consultables y rehusables. Si bien la construcción de los datos se realiza según los objetivos particulares de la investigación, la idea que anima a esta clase de repositorios es que la disponibilidad pública de datos podría derivar en otro tipo de investigaciones, en el análisis de los mismos bajo distintas metodologías y perspectivas, y en la verificación directa de los datos duros que sustentan a las hipótesis.

dryad data repository

Dryad. Repositorio internacional de datos.

Dryad Digital Repository es uno de los repositorios que mejor ha logrado el propósito de proporcionar un método sistemático y formal para citar las bases de datos. Dryad asocia el archivo de datos con el estado editorial del artículo o la publicación (Publicado/aceptado/en revisión) y coordina el envío con las revistas que se encuentren afiliadas a su servicio. En la actualidad, varias editoriales científicas como Plos One y la Royal Society han integrado su sistema de envío de papers con Dryad. Otra de las particularidades de este servicio es que otorga a la base de datos un registro DOI (Digital Object Identifier) por lo que la hace perfectamente citable. Al estar constituida como una organización sin fines lucro, Dryad está cobrando aceptación entre los sellos editoriales, las instituciones, y los científicos, principalmente los provenientes de la biología y la medicina.

Antes de publicar en Dryad uno debe asegurarse que el conjunto de datos no incluya información personal sensible como nombre, teléfono y código postal, entre otros. La plataforma acepta infinidad de tipos de archivo como hojas de cálculo, texto, fotografías, videos y código informático.

El principal inconveniente que podría suscitar el uso de este respositorio es que los usuarios deben cubrir una cuota (Data Publishing Charge, DPC) de 120 dólares como un cargo mínimo por el servicio de preservación, integridad y curaduría de los datos. Al pagar este cargo podemos estar seguros que las bases de datos estarán libre de virus, la integridad de los archivos es verificable (Checksum, MD5), se tendrán 20 Gigabytes de espacio en almacenamiento, integración con ORCID y, sobre todo, se podrá ganar visibilidad de los artículos científicos desde las bases de datos que se encuentran indexadas en el repositorio.

Los campos marcados con un son obligatorios. ¿Ya tienes Gravatar?

*
*