"A las nueve de la mañana de un domingo de otoño de 1934, Célestin Bouglé, director de la Ecole Normal Supérieur de París, preguntaba por teléfono a un joven estudiante de filosofía si persistía en la determinación de 'practicar etnografía'. 'Desde luego', fue la respuesta del estudiante —se llamaba Claude Lévi-Strauss—. Y Bouglé le propuso presentar su candidatura como profesor de sociología en Sao Paulo. Treinta y dos años después, Roger Callois, al recibir a Lévi-Strauss en L'Academie Francaise, diría refiriéndose a esa conversación telefónica: 'Nunca una decisión tan importante se tomó tan precipitadamente'. Lo que vendría después sería el desarrollo de una de las carreras científicas más audaces y más fecundas en lo que va del siglo". 1

Evocar el nombre de Claude Lévi-Strauss 2 remite a uno de los testigos y protagonistas más destacados en la evolución de las ciencias sociales del siglo XX. Su destacable contribución al pensamiento antropológico, aunado "al triste privilegio de su edad", le merecieron el pasado 28 de noviembre una pletórica jornada de actividades y homenajes que conmemoran sus cien años de vida.

Una de las celebraciones que causó mayor expectación fue la jornada Claude Lévi-Strauss à 100 ans, organizada por el Musée du Quai Branly (París) la cual contó con la especial presencia de 100 intelectuales de oficio variopinto. Algunos de ellos leyeron a la concurrencia una selección de textos de obras como Les structures de la parenté, Tristes Tropiques, y Le retour, entre otras. Mientras tanto para el público cibernauta el museo ofrece una visita virtual a la Colección Lévi-Strauss, un vasto acervo de 1457 objetos de arte y 223 obras iconográficas que Lévi-Strauss atesoró durante sus viajes expedicionarios.



Canal Acádemie también conmemora esta fecha emitiendo 6 entrevistas dedicadas al autor de Mitológicas. En éstas escuchamos a Françoise Héritier (sucesora de Lévi-Strauss en el Colegio de Francia), Claudine Herrmann (allegada íntima durante su estancia en New York), Jean José Marchand (crítico literario), André Comte-Sponville (filósofo y etnólogo) y Philippe Descola (legatario del Laboratorio de Antropología Social) relatar su experiencia personal e intelectual con el etnólogo y la impronta que dejó en sus vidas.

Otro documento auditivo disponible es la entrevista a Vincent Debaene, profesor en la Universidad de Columbia, Nueva York, quien fue el encargado de escribir el prólogo de ŒUVRES, una antología levistrausiana publicada en la prestigiosa colección La Pléiade (hecho extraordinario para un escritor que aún vive). El volumen reúne 7 obras elegidas por el propio autor en 2000 páginas de inspiración y rigor etnológico: Tristes tropiques, Le Totémisme aujourd'hui, La Pensée sauvage, La Voie des masques, La Potière jalouse, Histoire de Lynx, Regarder écouter lire. Apéndice: Textes inédits, Documents [2008].



El Correo de la UNESCO, publicación mensual en 6 lenguas incluyendo el castellano, se suma a los festejos y ofrece al público una serie de documentos inéditos, fotografías y artículos que la revista publicó a principios de 1950 y cuyos derechos de reproducción cedió el mismo Lévi-Strauss.

En la sección De viva voz hallamos la lectura de Raza y Cultura (22 de marzo de 1971) texto encargado por la UNESCO como contribución a un programa de lucha contra el racismo y presentado con motivo de la inauguración del Año Internacional de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial. Recordemos que en 1949 Lévi-Strauss ya había colaborado con la UNESCO redactando la primera declaración sobre la cuestión racial. Posteriormente en 1952, también por petición de la UNESCO, escribe Raza e historia, un texto que para el sociólogo francés Pierre Bourdieu contribuyó a desestigmatizar ciertas concepciones de tinte racista —practicas rituales, tradiciones matrimoniales y sexuales— además de representar el surgimiento de la nueva figura del intelectual que no responde a las preguntas de forma profética, a guisa de Sartre y otros intelectuales de la época.

El archivo de El Correo igualmente incluye el video de la última alocución publica de Lévi-Strauss pronunciada el 16 de noviembre de 2005 (doblada al castellano) con motivo del sexagésimo aniversario de la UNESCO, curiosamente situado en el mismo estrado donde en 1971 leyera el célebre texto Raza y cultura.

Para finalizar este recorrido mencionamos la cobertura que Radio France Internationale (versión castellana) transmitió en directo desde el Musée du Quai Branly. En el mismo programa escuchamos un breve testimonio de Lévi-Strauss (doblado al castellano) confesando los momentos angustiantes del trabajo etnológico, además de la opinión de Philippe Descola, discípulo de Lévi-Strauss, y Saúl Millán, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (México) quien participó en el Coloquio Internacional Lévi-Strauss: un siglo de reflexión celebrado en la Ciudad de México. 3

Enlaces complementarios

Claude Lévi-Strauss: 100 ans
A la rencontre de Claude Lévi-Strauss


  1. Iván Zavala, Lévi-Strauss, México, Edicol, 1977, pp. 15. [regresar]
  2. Favor de no confundir con el magnate de la mezclilla. [regresar]
  3. No es la primera vez que en México se organizan festividades en torno a Claude Lévi-Strauss. En 1979 la Universidad Nacional Autónoma de México, al mismo tiempo que conmemorar su cumpleaños 76, le concedió el grado honoris causa. [regresar]
  1. LA dice:

    Sin duda un merecido homenaje a un gran antropólogo. Desde mi perspectiva creo que Lévi-Strauss me dio, antes que nada, una actitud de buscar la profundidad de las cosas, no quedarse en lo aparente sino ir más allá. Sin esa intención, no era posible llegar a la ruptura con las prenociones que tanto exigía Durkheim. De esa intención se desprende que lo importante no era tanto un elemento en sí, sino las relación que mantenía con los demás elementos conformando un sistema, y que se definía uno a partir de los otros, de esta manera, evitabamos la parcialidad y podíamos llegar a conocer la totalidad. Leerlo puede parecer fácil pero en la aplicarlo exigía ser riguroso y tener una mirada retrospectiva, que evitara dejar cualquier aspecto importante de lado: para escribir mitólogicas, Lévi-Strauss tuvo que aprender botánica, zoología, las constelaciones, entre otras cosas. Mauss exigía del científico social tener un conocimiento enciclopédico y sin duda Lévi-Strauss lo logró. Finalmente, las aportaciones -humanistas si se le puede llamar así- que surgen del efecto de sus lecturas, y la nueva forma que de alguna manera, permiten conciliar rigor científico y voluntad política, fueron una nueva visión de concebir las ciencias sociales, como dice Bourdieu en la introducción al sentido práctico. La defensa de la diversidad cultural y de los “primitivos”, que de alguna manera, somos más que ellos, muestra que su desaparación simplemente provocaría un hueco irreparable que jamás podríamos llenar. Felicidades a sociología contemporánea y espero siga aportando cosas tan importantes. Saludos Christian.

Los campos marcados con un son obligatorios. ¿Ya tienes Gravatar?

*
*